Páginas

viernes, 12 de julio de 2013

¿Cómo llegue a ser abogada?





Había una vez una niña tan bonita, que su mamá la llevaba todas las vacaciones de verano a su trabajo.
Esta niña bonita a los 12 años creció en el H. TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN; ayudaba acomodar los expedientes del archivo, atendía a los abogados y localizaba los status de cada asunto.  Alguno que otro secretario o escribiente listo me había hacer su trabajo para “aprender”.

Así pasaron algunos años, la mamá de esta niña bonita se jubiló, y ella creció y dejó de ir.

Cuando salió de la preparatoria esta niña estaba indecisa que estudiar. Su papá le decía que diseño industrial y su mamá que abogada, entonces ella en su rebeldía tonta de adolescente decidió ir contra corriente de sus padre y presentó en la facultad de psicología.

Se dio cuenta que estaba más loca que nada que dudó que fuera una buena elección, así que una noche de verano rezó a Dios y dijo las siguientes palabras:
“Dios mío si seré buena psicóloga se que pasaré el examen, pero si no paso el examen entonces seré abogada”, un mes después dieron resultados negativos y ella decidió que era una señal para ser abogada.  (claro después de los resultados lloró y lloró, pero se resignó).  


Y lo cierto es que esta niña amaba las leyes, los juzgados, la abogacía y lo que representa. 

El examen para la Facultad de Derecho era exactamente igual que el anterior, y entonces esta niña se dio cuenta que todo estaba destinado para pasar ese examen.

Pasó el examen, entró a la facultad, conoció amigos excelentes, personas hermosas y maravillosas, colegas agradables, maestros atentos y uno que otro que nunca iba o era muy despistado en la materia.  Se desveló estudiando (a veces no lo hacía), trabajando y practicando durante muchos años, para cuando se graduará tener muchas posibilidades de crecer rápidamente.

Y fue así que desde el primer año esta niña empezó a trabajar como abogada y el día de hoy es una excelente abogada (que da gratis las asesorías a los amigos y familiares) de empresas.

FIN DE LA HISTORIA
Si no te gustó puedo cambiar la historia por duendes, hadas y dragones pero en esencia diría lo mismo, una niña que se convirtió en abogada, y seguirá convirtiéndose en otras cosas, total vida hay mucha.


Marce Cinta

Facebook.com/MarceCinta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...